Smartphones amenazan a Canon y Nikon

16 de Noviembre/13

03B42981

Estarían golpeando las ventas de sus cámaras  de alta escala.

Por: The Wall Street Journal

La caída en las ventas de cámaras y lentes de alta escala está proponendo una consulta alarmante para empresas como Canon Inc.  y Nikon: ¿la proliferación de móvils inteligentes con cámaras y aplicaciones podría estar aplastando no solo los modelos simples sino también los más sofisticados?

Este año, los envíos de “cámaras de lentes intercambiables” —modelos de alta escala que les permiten a los usuarios alternar distintos lentes en el mismo cuerpo de la cámara— están bajando de forma marcada tras años de desarrollo sólido. La mayoría son cámaras digitales réflex de un solo lente, o DSLR por sus siglas en inglés, los modelos de gran tamaño que utilizan los fotógrafos profesionales y los entusiastas de la fotografiagrafía. La firma de investigación IDC prevé que los envíos de esas cámaras caigan 9,1% a 17,4 millones de unidades desde 19,1 millones de unidades el año pasado.

En las últimas semanas, Canon y Nikon —dos de los mayores fabricantes mundiales de cámaras de alta escala— redujeron sus previsiones de ventas para el año fiscal que termina en marzo. El fabricante de lentes Tamron Co., considerado un indicador de tendencias del mercado, vendió 22% menos de lentes intercambiables en los primeros seis meses de el año presente frente al primer semestre de 2012, lo cual lo obligó a reducir sus perspectivas de ganancias la semana pasada.

No queda claro a qué obedece esta caída. Canon, Nikon y Tamron reseñan una economía global débil y un exceso de inventario.

“Estamos observando cifras difíciles actualmente, pero no creo que dure para siempre”, aseveró el director financiero de Nikon Junichi Itoh, en una conferencia sobre ganancias reciente. “Aún hay una demanda potencial, y creo que China es la clave”.

Pero el ejemplo de Lie Fhung sugiere que al mismo tiempo los gustos del consumidor lograrían estar cambiando. La artista y diseñadora gráfica que vive en Hong Kong asevera que ahora rara vez utiliza la cámara Canon DSLR que compró hace cinco años. En cambio, Fhung, de 44 años, saca la mayor parte de sus fotografias con un iPhone, y satisface su deseo de manipular las imágenes con una cantidad de aplicaciones para editar fotografias.

Cuando completa el proceso de edición, sube sus imágenes directamente desde su móvil a la aplicación para compartir fotografias Instagram, donde tiene casi 1.600 seguidores. Fhung asevera que no tiene planes de reemplazar su Canon.

“Me gusta utilizar distintas aplicaciones para jugar con la textura de las fotografias”, dice. “Es mi pasatiempo”.

Los fabricantes de cámaras argumentan que aunque los móvils inteligentes y los aparatos móviles afectaron las ventas de las cámaras baratas y compactas, los productos premium no deberían verse perjudicados, ya que prometen un nivel de control y calidad de imagen que los pequeños lentes y sensores de un móvil inteligente no pueden replicar.

“Tomar fotografias con móvils inteligentes y editarlas con aplicaciones es como cocinar con ingredientes baratos y muchos saborizantes artificiales”, sostiene el vocero de Canon Takafumi Hongo. “Usar cámaras intercambiables es como comida cocinada a fuego lento con ingredientes naturales y genuinos”.

Pero otros observadores del mercado aseveran que hay señales de que la fama de los aparatos móviles podría estar erosionando las ventas del segmento “accesible” y económico de las cámaras de alta escala. Christopher Chute, un director de investigación de imágenes digitales de IDC, reseña que está observando que algunos clientes están eligiendo gastar dinero en móvils inteligentes y tabletas en lugar de cámaras de buena calidad.

Los aficionados a las cámaras lograrían proseguir renovando sus equipos, pero la pérdida potencial de algunos clientes nuevos sería un problema serio para la industria, indica. A medida que más consumidores evalúan los aparatos según el programa y cómo se conectan a Internet más que por el hardware, los beneficios de las cámaras de alta escala lograrían volverse menos obvios, sostiene. “Al utilizar programa, se puede literalmente fabricar efectos de distintos tipos de cámaras”, dice Chute.

Algunos analistas sostienen que el impacto de los móvils inteligentes y las aplicaciones sobre las cámaras de alta escala es exagerado. “Cuando el mercado baja, la gente suele intentar encontrar motivos estructurales”, asevera el analista de J.P. Morgan Hisashi Moriyama.

Los fabricantes de cámaras han planteado que la gente que se entusiasma con la fotografiagrafía a través de móvils inteligentes y aplicaciones luego lograrían pasar a comprar inigualables cámaras, a medida que profundizan en su hobby.

De todos modos, la visión pesimista de que los móvils inteligentes están perjudicando incluso a las cámaras de lentes intercambiables no desaparecerá a no ser que las ventas comiencen a repuntar con firmeza, según el analista de UBS Securities Ryosuke Katsura.

En agosto, Katsura rebajó sus previsiones para el mercado de cámaras digitales para el año presente y el próximo. No cree que los móvils inteligentes desbanquen solos a las cámaras, pero no descarta por completo la eventualidad. “La industria está en un punto de inflexión en este momento, así que no hay escenarios imposibles”, dice.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.